¿Cómo afecta nuestra dieta a la salud oral?

¿Alguien duda de que la alimentación incide directamente en la salud? Entonces tampoco cabe duda de que el tipo de alimentos que ingerimos tiene que ver con la salud de nuestra boca.

La alimentación y la salud bucodental están tan relacionadas que muchos de los problemas más habituales de los dientes podrían evitarse mejorando la alimentación.

La parte más importante del cuidado de la boca tiene que ver con la higiene dental. Pero este punto no es el único que incide en la salud bucodental. Existen alimentos que por sí solos pueden ayudar a proteger los dientes, y también otros que dañan desde el esmalte hasta la raíz.

En términos generales, se puede decir que seguir una alimentación sana y equilibrada cuida de la salud de todo el organismo. Incluida la salud bucodental. Aunque conviene especificar algunos alimentos que suponen un mayor refuerzo para la lucha contra algunos problemas y enfermedades.

¿Qué alimentos cuidan los dientes y cuáles los dañan?

Entre los alimentos que cuidan los dientes destacan los más saludables. Verduras y frutas deben ser básicos en la dieta diaria, aunque conviene no abusar de las frutas más ácidas, porque podrían afectar al esmalte. Por su parte, los lácteos aportan un calcio necesario para reforzar la estructura interna de los dientes. No hay que olvidar la hidratación a base de agua o algunos tipos de tés para garantizar la salud de la boca.

En el otro extremo se encuentran aquellos alimentos que no son nada recomendables por su composición. Los productos ricos en azúcares, como los caramelos o los refrescos perjudican gravemente los dientes. Y pueden llegar a propiciar la aparición de enfermedades como caries o periodontitis.

En nuestra clínica dental de Linares podemos darte consejos sobre alimentación y salud bucodental. Para que cuides de tus dientes a base de una dieta sabrosa y saludable. Ven a visitarnos cuanto antes.

Qué hábitos alimenticios ayudan a mejorar nuestra salud dental

  1. Evita picar entre comidas
    • Los alimentos que se suelen comer entre horas pueden ser más perjudiciales ya que en el momento de ingesta la salivación es menor y además no nos solemos cepillar tras su ingesta.
  2. Bebe mucha agua
    • El agua nos ayuda mucho a limpiar nuestra boca y nuestro organismo por lo que ingerir mucha agua sin duda nos ayudara a tener una buena salud bucodental.
  3. Sigue una dieta equilibrada
    • Comer alimentos variados y de manera equilibrada nos ayuda a mantener una buena salud general y bucodental.
  4. Evita fumar
    • El tabaco perjudica seriamente nuestra salud y perjudica especialmente nuestra boca.
  5. Evita la ingesta de bebidas alcohólicas
    • Las bebidas alcohólicas pueden provocar erosión dental y perjudica el estado de nuestra salud bucal.

¿Cómo afectan las dietas milagro a mi salud oral?

Se acerca el verano y aparecen las dietas que prometen pérdidas de peso en tiempo récord para lucir silueta en la playa o la piscina. Son las llamadas, comúnmente, “dietas milagro”. Existen diferentes tipos y todas coinciden en que privan al cuerpo de nutrientes que necesita para funcionar de forma correcta. En ocasiones se consigue el objetivo de perder peso, pero la realidad es podemos sufrir consecuencias importantes, como la falta de vitaminas, que perjudican a nuestra salud general y también a la de los dientes y encías.

  • Alimentos muy ácidos: muchas de estas fórmulas milagro se basan en el consumo intensivo de frutas. Aunque es un alimento imprescindible para el cuerpo, su consumo excesivo puede dañar nuestros dientes. El ácido que contienen erosiona la capa que recubre el diente, produciendo sensibilidad dental.
  • Necesidad de vitaminas: para conseguir perder peso, estas dietas eliminan de forma total las grasas, lo que provoca un descenso de vitaminas en el organismo. Por ejemplo la vitamina D, que es esencial para evitar el desgaste del esmalte dental y necesaria para fortalecer los dientes. Además, esta falta de vitaminas nos hace más propensos a sufrir una infección bucal.
  • Insuficiencia de calcio: En algunas dietas la leche, yogur y queso son alimentos prohibidos, lo que genera una falta de calcio que, con el tiempo, puede llegar a producir caries y enfermedad periodontal. El calcio fortalece las piezas dentales y, si no se tratan estas patologías, se puede llegar a perder la pieza dental.
  • Falta de hierro: eliminar el hierro de nuestra dieta puede derivar en anemia, un problema que multiplica la posibilidad de padecer patologías orales, al producirse una disminución de las defensas. Si esto ocurre, exponemos la boca a sufrir infecciones bacterianas alrededor de las piezas dentales, pudiendo llegar a destruir el tejido y hueso que las soporta.

En Centro Odontológico María José Manrique creemos firmemente que es debemos cuidarnos sin poner en peligro la salud del organismo. Recuerda también que es fundamental acudir a nuestra clínica dental en Linares para realizarte una revisión dental, al menos, una vez cada seis meses. Así lograremos diagnosticar a tiempo cualquier problema oral.

Los alimentos ácidos y la erosión dental

Los motivos por los que puedes sufrir erosión dental pueden ser varios;

  • Los transtornos alimentarios pueden provocar erosión dental severa, por ejemplo con los vómitos autoinducidos, la deshidratación y la hiposalivación que sufren las personas con bulimia.
  • Por el consumo muy elevado de bebidas gasificadas, bebidas alcoholicas o bebibas ácidas como los zumos.

Como prevenir la erosión dental

  • Reduce o evita la ingesta de bebidas muy gasificadas y sustitúyelas por otro tipo de bebidas más saludables con menos azúcar y gas como el agua, el té o la leche.
  • Evita mantener en la boca mucho tiempo las bebidas y alimentos ácidos e intenta masticarlos o tragarlos rápidamente para que los ácidos no perjudiquen la salud de tu boca.
  • Siempre que consumas alimentos ácidos intenta beber mucha agua y enjuagar bien la cavidad bucal bien para que no queden restos ácidos que puedan provocar la erosión dental.
  • Intenta masticar chicle sin azúcar después de las comidas con mucho ácido para que tus dientes generen más saliva se remineralicen.
  • Cepilla bien tus dientes después de cada comida.
  • En algunos casos el dentista te puede recomendar la utilización de dentífricos para la sensibilidad dental.
Recent Posts

Leave a Comment

×