Un elevado porcentaje de la población escoge su pasta dental en base al color o al sabor que marca su etiqueta, sin tener en cuenta cuáles son sus propiedades. Y es que, un buen dentífrico dental tiene que ir más allá de limpiar la boca. El problema reside en que las marcas de dentífricos se basan en trucos publicitarios para atraer la atención de los consumidores, prometiendo en ocasiones funciones que los productos no ofrecen realmente.

Desde Centro Odontológico María José Manrique tratamos de evitar esa confusión, ofreciendo un asesoramiento personalizado a todos nuestros pacientes. Si vienes a visitarnos, valoraremos cuál es la pasta dental que debes usar según tus necesidades. No obstante, aquí tienes algunos consejos a seguir a la hora de escoger tu dentífrico.

¿Cómo elegir una pasta dental?

Hay pastas dentales para diferentes necesidades. Por eso, la elección no puede basarse en una cuestión de casualidad o de atracción visual. Si algo debe quedar claro en este sentido, es que el color de la pasta dental no le otorga a esta propiedades especiales. Ni una pasta de dientes verde es más natural, ni un dentífrico azul se compone de medicamentos. Y, por supuesto, una pasta dental blanca no es blanqueante.
Suponiendo que tengas una salud dental óptima, podrías decantarte por dentífrico que proporcione limpieza y un aliento fresco. Sin embargo, si sufres algún tipo de afección, deberás tener en cuenta otros componentes del producto antes de tomar esta decisión.

Tipos de dentífricos

Entre las pastas dentales que encontramos disponibles en las diversas superficies comerciales, puedes encontrar aquellas dedicadas para:

  • Sensibilidad dental. Refuerzan el esmalte y sellan la dentina para que el frío y el calor de los alimentos no penetren.
  • Protección de encías. Contienen antiséptico para evitar las infecciones causadas por afecciones como la gingivitis.
  • Contienen flúor, que refuerza el diente y remineraliza el esmalte evitando el daño de las bacterias.
  • Pastas específicas para tratar la afección, con clorhexidina en su composición. No se recomienda su uso durante más de 15 días seguidos.
  • Anti-sarro. Previenen la acumulación de la placa bacteriana, pero no la eliminan.
  • Protegen el esmalte y las encías, y tienen un efecto calmante.
  • Evitan ciertos componentes que serían más agresivos en los dientes de los niños. Tienen menor concentración de flúor, adaptándose así a ellos. Deben ser usadas hasta los 12 años.
Últimas entradas

Dejar un comentario

18 − uno =

Call Now ButtonPIDE TU CITA